Mezcla estos 3 ingredientes y colócalos en tus dientes, el resultado te sorprenderá

La sonrisa es la ventana de nuestra cara y gracias a ella puedes llegar a aprender mucho de una persona. Por desgracia, los dientes amarillentos impiden a mucha gente compartir su sonrisa a diario.




Habrás oído y leído sobre la gran cantidad de productos que existen para poner remedio a este problema, algunos de ellos no funcionan y otros muchos son muy caros. Por esta razón, hoy te traemos un truco para blanquear tus dientes sin dejarte tu cartera intentándolo.

Necesitas solo estos tres ingredientes:

  • Aceite de coco
  •  Cúrcuma
  • Aceite de menta

Como se hace!




  • Añade una cucharada de Aceite de coco en un pequeño recipiente.
  • Añade el interior de dos cápsulas de cúrcuma.
  • Añade a la mezcla unas gotas de aceite de menta.
  • Mezcla bien los tres ingredientes.

Después solo tienes que colocar esta mezcla sobre tu cepillo de dientes y cepillarte normalmente. Verás como tus dientes están más blancos inmediatamente.
Esta mezcla no solo ayuda a blanquear tus dientes sino que además ayuda con la irritación de las encías y las infecciones orales.

Ahora prepara este Remedio y dile adiós al sarro de tu boca ESTO TE SORPRENDERÁ

Una de las mejores cosas es que ayuda a descalcificar tu glándula pineal. La mayoría de las pastas de dientes contienen Flúor, lo que provoca que dicha glándula se calcifique. La glándula pineal es como el tercer ojo de los humanos, regula el sueño así como cuando estás meditando o intentando relajarte. Por tanto, si quieres obtener un buen sueño necesitas descalcificar dicha glándula, cosa que también ocurre con este remedio.




Si tus dientes son sensibles no te preocupes ya que la cúrcuma no te dañará, al contrario, ayudará si tus encías se irritan rápidamente.
Y todo esto sin tener que introducir en tu cuerpo más compuestos químicos de los necesarios ya que los tres ingredientes son completamente naturales.

Consejos prácticos para cuidar tus dientes

Cepillarse siempre

Es fundamental cepillarse al menos dos veces por día los dientes. Si se puede más, mejor.

No compartas tu Cepillo

No es bueno compartir el cepillo de dientes. Esto puede lograr que tú te contagies alguna infección bucal. Ten especial cuidado si sufres una enfermedad en tu sistema inmunológico.

Cuídalo

Como tus dientes, tu cepillo requiere de ciertos cuidados. Luego de usarlo debes enjuagarlo con mucha delicadeza bajo el agua corriente. Guárdalo siempre en posición vertical con las cerdas hacia arriba. No permitas que los cepillos tengan contacto entre sí.

¡No lo hagas!

No limpies tu cepillo en soluciones desinfectantes, enjuagues bucales, lava vajillas, dispositivos de microondas para desinfectar o rayos ultravioleta.

Aprende a reemplazar

Cada 3 ó 4 meses debes cambiar tu cepillo. Antes si tú vez que tiene las puntas de las cerdas gastadas o dobladas. Si mantienes así tu cepillo, este no hará el efecto deseado en tus dientes.




Para niños

Cada niño debe tener su cepillo dental bien identificado. Antes de colocar pasta en su cepillo es bueno eliminar un poco para evitar cualquier contagio bacteriano.

El hilo dental

Es fundamental. Debes usarlo a diario. Busca hilos dentales aprobados por la Academia Dental Americana (ADA). Las bacterias que causan las caries pueden vivir entre los dientes, lugares donde las cerdas de los cepillos no llegan.

Tu dieta sí importa

Lleva una dieta balanceada, evita la comida chatarra, las golosinas y los refrescos. Es muy importante el cuidado con las sodas de dietas, ver aquí esta información relacionada: Las sodas de dietas son malas para los dientes.

Si no están

Si no tienes dientes debes cepillar siempre las encías con un cepillo muy suave. Se recomienda enjuagar la boca con agua tibia.

No dejes de ir

Visita siempre a tu dentista. Para saber cómo está tu salud bucal pero también para realizarte limpiezas bucales.

Comparte estos consejos para ayudar a más gente a mostrar su sonrisa.

Dale Me Gusta a nuestra página para recibir más consejos de salud


Deja tu comentario sobre lo que leíste